Mala suerte ser mujer.

Este poema trata sobre la discriminación a la mujer. Bueno, sobre la violencia de genero en general. La Real Academia de la Lengua Española define la violencia de género como todo acto de violencia basado en la pertenencia al sexo femenino que tenga o pueda tener como resultado un daño o sufrimiento físico, sexual o psicológico para las mujeres, inclusive las amenazas de tales actos, la coacción o privación arbitraria de la libertad, tanto si se  producen en la vida pública o privada. Pues bien... es mentira. La violencia de género es cualquier forma de discriminación o agresión a una persona por la simple razón de pertenecer a un sexo determinado. Pero es curioso que un ataque de un hombre a una mujer sea considerado violencia de género o machista, y si es al revés, sea calificado como una falta. ¿No os dais cuenta? Estamos intentando igualar la posición de la mujer en nuestra sociedad favoreciéndola. Hay mujeres que tienen tanta cara que culpan su condición de mujer a los problemas que tienen en la vida, alegando que, si fuesen hombres, tendrían todo solucionado, a mano y de una forma más fácil y sencilla. Poner ese tipo de excusas es ser extremadamente cretino.
¿Sabéis por qué se da de esa forma el machismo? Por el lenguaje, por culpa de los medios de comunicación, por los ridículos programas de televisión, por los concursos de belleza... ¿Qué significa cojonudo en el lenguaje vulgar? ¿Y coñazo? Un hombre que se liga a veinte tías es el puto amo y, una mujer, un putón, una guarra. En la televisión los anuncios y tanta publicidad dan consejos de qué cosas hacer para tener un cuerpo escultural, sexy y apetecible; enseñan, al igual que Disney con las Barbies, que una mujer debe comportarse como una princesita y esperar a su príncipe azul. Los concursos de belleza, así como las competiciones por el título de miss lo-que-sea, hacen que las demás personas vean a la mujer como un objeto y no se fijen en sus verdaderos atractivos. Mucho "machismo y hembrismo no", pero deberíais fijaros en las cosas cotidianas, y os llevaríais un verdadero susto.

"Hombres y mujeres no son iguales, el problema es que un sexo pretenda imponerse sobre el otro"-Sara Ventura Morales.

Y esta es mi reflexión sobre la violencia de género.
Un abrazo,
Asier Olea.

No hay comentarios:

Publicar un comentario