Seres inferiores, sin futuro ni propiedades.

Francamente, este poema me ha salido genial. Lo he hecho como más me gustan, con rimas aaba de arte menor con ocho sílabas, y terminadas en ado, ido, y cosas por el estilo. Es muy grave la situación de gente sin hogar. No es que también tengan que globalizarse, pero es que además de "salvarlos", robamos sus tierras. Los políticos tienen la extraña creencia de que si pagas algo, te pertenece. Y los jefes de las tribus de esas aldeas se maravillan ante la idea de tener dinero y poder comprar todo lo que deseen. A los habitantes no les dan un duro. Ven, desesperados, cómo destruyen sus casas, como escavan la tierra, cómo dejan infértiles los cultivos que tanto trabajo les ha costado mantener... Esto tiene que acabar ya. Hay que parar al gobierno de los Estados Unidos de América.
Basta ya de petroleras que crean tanto dinero. Basta ya de empresas deslocalizadas que empobrecen a muchos brasileños quitándoles los diamantes a cambio de menos de cien dólares mensuales. Basta ya. No dejéis que la Unión Europea permita pescar en Somalia. Después, nos quejamos de que los piratas secuestran a pescadores españoles. No dejéis que los bancos ofrezcan a países subdesarrollados deliciosos créditos que nunca podrán pagar. ¡BASTA!
Un abrazo,
Asier Olea.

No hay comentarios:

Publicar un comentario