domingo, 28 de diciembre de 2014

5 de diciembre.

Hoy es cinco de diciembre, mi amor,
y como este noviazgo no es secreto
he decidido escribirte un soneto
y darte dos pendientes y una flor.

Si tú ahora mismo sientes lo que siento,
que creo que es lo que tú también sientes,
hazme un favor y ponte los pendientes
sin una sola protesta o lamento.

Me dijo en la tienda la dependienta
que no es todo de oro, que es un chapado,
así que debes andar con cuidado:

si una colonia no hay de alcohol exenta,
échala antes de habértelos colgado.
Te quiero, y espero haber acertado.


Este es mi poema número 250. Lee aquí la descripción.

No hay comentarios:

Publicar un comentario