jueves, 19 de septiembre de 2013

La niña sola.

Hubo una niña que muy sola estaba
y sólo hacía lo que quería,
pero la niña sola se sentía
porque ninguna otra voz escuchaba.

La niña sola en el parque jugaba,
sólo con la arena se entretenía;
como ningún otro niño venía
ella lloraba, lloraba y lloraba.

De pronto oyó cómo alguien se acercaba
mas sólo una silueta veía
y el sonido de dos pies escuchaba;

la dulce nena, feliz, aplaudía,
pues un nuevo amigo al parque llegaba
y entonces ella ya no lloraría.

No hay comentarios:

Publicar un comentario