viernes, 7 de junio de 2013

Esta noche.

A la luz de la luna,
con sólo un papel y mi humilde pluma,
te escribo con pasión
una carta de amor,
y con algo de sueño,
mientras me voy durmiendo poco a poco,
pienso sólo en tus ojos
y también en tu voz,
y entonces mis versos se escriben solos.
Esta noche, mi vida,
pensando en tu cabello
y en tus manos y dedos,
se va todo mi ardor
de las cuatro paredes
de mi corazón,
y mis humildes versos
sólo pueden imaginar tus besos
y desear abrazos
que a mí me dejen sin respiración.

No hay comentarios:

Publicar un comentario