lunes, 24 de junio de 2013

Agua.

Es azul, está en el mar,
transparente en realidad;
al beberla, refrescante,
y útil, como respirar.

Poderosa y relajante,
mas al bañarse excitante,
muy fácil de depurar,
vale mucho, cual diamante.

Y las nubes, al chocar,
logran las calles mojar,
su humedad, gratificante,
no es posible de explicar.

Mi corazón palpitante,
de agua de lluvia es amante,
algún día acabará,
comenzará a evaporarse.

No hay comentarios:

Publicar un comentario