domingo, 5 de mayo de 2013

El canto del ruiseñor.

Amanecía y me dispuse a abrir la ventana,
la luz del día cautivó a mis ojos marrones
y un suave sonido despertó mis emociones,
era la linda voz de un hermoso ruiseñor.

Para empezar esa prometedora mañana
el precioso canto de un ruiseñor escuchaba,
he de confesar que me atraía y cautivaba
la voz de ese ruiseñor que iba de flor en flor.

No hay comentarios:

Publicar un comentario