domingo, 17 de marzo de 2013

Sólo un día.

Si sólo un día sin escuchar tu voz pasara
sería como si un gran puñal me apuñalara,
como si una ardiente llama la piel me quemara,
pues no hay mayor tesoro que tu voz linda y clara.

Si tan solo un día tu voz no pudiera oír,
ese día yo dejaría de sonreír,
me acostaría en la cama sin poder dormir
y se me agotarían las ganas de vivir.

Si un solo día escuchar tu voz yo no pudiera
aunque yo te amara, cielo, y aunque te quisiera,
puede que ese susto perder la vida me hiciera,
pues ese día acabaría la primavera.

No hay comentarios:

Publicar un comentario