sábado, 16 de marzo de 2013

Eşref Armağan, el pintor ciego.

Sin ojos para ver
ni pupilas para notar color,
un muchacho valiente
cumplió su sueño de hacerse pintor.
Nació sin el sentido de la vista,
sin ver los colores del mar y el fuego,
con sólo seis años se autoenseñó
a dibujar, incluso siendo ciego.
Aunque los hay con ojos
y aunque los hay mejores
nadie usa de esa forma
tal variedad de perfectos colores;
es mi ejemplo a seguir,
un gran ejemplo de superación,
sus cuadros y obras de arte
no reflejan nada más que pasión.

4 comentarios:

  1. ¡Qué gran ejemplo! y algunos nos quejamos por cosas insignificantes.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Como por ejemplo, que está lloviendo... hacer lo que el hizo es hacerse a la mar en medio de una gran tempestad... y luchar hasta desfallecer, sin importar si vives o mueres.

      Eliminar