viernes, 15 de febrero de 2013

No hay ni una cosa que tú más hermosa.

No hay ni una cosa que tú más hermosa,
ni oro ni diamantes, ¡ninguna cosa!;
ni estrofa en verso, ni relato en prosa,
tan inteligente, guapa y preciosa.

No hay como tú cosa tan bonita,
dichosa y feliz siendo pequeñita,
eres una joya y una perlita,
y cuando no estás, mi corazón grita.

No hay montaña o paisaje imaginable
que sea como tú tan agradable,
ninguna cosa que sea palpable;
si amar es pecado, yo soy culpable.

No hay comentarios:

Publicar un comentario