domingo, 10 de febrero de 2013

Mi vela se consume.

Cuanto más tiempo pasa, más duele la hemorragia,
no creo que distanciarnos fuera lo mejor,
porque cuando no estás conmigo, sólo hay dolor,
el miedo sube a mi boca y después se contagia.

Sé que aún podemos recuperar nuestra magia,
nuestro cariño y besos, nuestra pasión y amor;
cojo tu jersey azul, me encuentro con tu olor
que años felices contigo recuerda y presagia.

Me duele decir que nuestro amor ya no es tan fiero,
me duele decirte que las cosas son así
que no hay nada más que tú, mi amor, pudieras darme;

mas sobre todo, me cuesta decir que te quiero,
que moriría por ti, yo mismo sé que sí,
me cuesta decir que fue un error enamorarme.

No hay comentarios:

Publicar un comentario