sábado, 29 de diciembre de 2012

No hables, escribe.

Cuando tú tengas algo que decir
salta rápido a por tu pluma y cuéntalo,
no lo guardes, coge un papel y escríbelo,
agarra un lápiz y ponte a escribir.

Hay muchísimo de donde escoger
entre todas las estructuras métricas;
basta ya destas emociones tétricas;
de verdad, no hay nada mejor que hacer.

No hay comentarios:

Publicar un comentario