jueves, 13 de diciembre de 2012

Mala suerte ser mujer. (segunda edición)

Mala suerte haber nacido mujer,
mala suerte que no pueda pensar,
sabe bien que es mostrar docilidad
su único deber, su único que hacer.

Desde siempre obligada a obedecer
y a los hombres su voz no levantar,
todas esas órdenes acatar,
porque ella es inferior desde nacer.

Hasta un nada amado hombre conocer
y la forzada boda preparar
su virgen himen ha de mantener,

su dueño, su señor lo romperá.
Mala suerte haber nacido mujer,
esta ordinariez tiene que acabar.

Lee aquí la primera edición.

No hay comentarios:

Publicar un comentario