viernes, 14 de diciembre de 2012

Digo adiós.

Frente a San Nicolás, a su figura,
dejo atrás un gran año de pasión,
de valores, conciencia y comprensión,
de tanto trabajo y tanta ternura.

Tanto calor, también tanta frescura,
tanto amor y tanta dedicación,
tantos latidos de mi corazón,
las bolas de papel en la basura.

Me despido deste año con soltura,
en parte contento, en parte tristón,
mas totalmente lleno de ventura,

yo digo adiós a esta etapa de albura,
despido a un dos mil doce de ilusión
doy un abrazo a este año y su locura.

No hay comentarios:

Publicar un comentario