martes, 13 de noviembre de 2012

Soneto desesperado para un fantasma del pasado.

Perdóname, bonita y linda cosa,
por una tontería me enfadé,
mas duele recordarlo, me pasé,
no lo mereces, niña cariñosa.

Sólo por ese ridículo "reto".
Sí, ya lo entiendo, no te escuché;
aquella noche, yo por ti lloré,
y por eso te escribo este soneto.

Por favor, por favor, bella cual luna,
ojitos castaños, pelo rojizo,
mi forma de ser no me satisfizo.

Por favor, por favor, dulce fortuna,
si quieres, mucho más te cantaré...
por favor, bellísima musa, escúchame.

No hay comentarios:

Publicar un comentario