miércoles, 14 de noviembre de 2012

O matas, o mueres. Decide, niño de mierda.

Todo lo que sufre por ser un niño,
diez añitos y obligado a matar;
guerras por una falsa libertad
hacen de su vida un montón de añicos.

Derechos, familia y educación,
sólo tres de las cosas que no tiene,
la mafia mató a todos sus parientes
y un nuevo soldado garantizó.

Claro, amigos, todavía es muy chico,
mas si el pobre desobedece, ¡muerte!,
adiós a sus más queridos amigos,

y buenas noches a quien quiera verle;
aunque es un zagal, un mísero crío,
es un niño que ha nacido sin suerte.

No hay comentarios:

Publicar un comentario