jueves, 15 de noviembre de 2012

El final de toda vida.

Al final de nuestras vidas
nos va llegando la muerte,
a veces es prematura
y otras sucede de anciano.

Puede que en paracaídas
aterricemos muy fuerte,
y el gran mar y su frescura
se ofrezcan a congelarnos.

¿Existirá algo ahí arriba?,
nos preguntamos a veces;
qué hay después, esa es la duda
para cualquier ser humano.

A causa de las heridas
o a causa de mala suerte;
solo unos segundos dura
darle a la Muerte la mano.

No hay comentarios:

Publicar un comentario