jueves, 11 de octubre de 2012

Mala suerte ser mujer.

Mala suerte ser mujer,
de pensar no ser capaz;
y mostrar docilidad
es su único quehacer.

Obligada a obedecer
y su voz no levantar,
las órdenes acatar,
inferior desde nacer.

Hasta a un hombre conocer
y la boda preparar
su himen debe mantener,

su "señor" lo romperá.
Mala suerte ser mujer...
esto tiene que acabar.

Lee aquí la reflexión de este poema.

No hay comentarios:

Publicar un comentario