viernes, 26 de octubre de 2012

El Rey del Bosque.

A veces pequeño y otras muy grande,
el rey de un bosque inmensamente inmenso,
fuerte y duro desde hace mucho tiempo,
la calma a su alrededor, inquietante.

En comparación conmigo, un gigante,
que parece que sabe lo que pienso,
esperando lo que le llegue, atento,
vestido con sus hojas y elegante.

Pero ahora llegan muchos visitantes,
cortan su corteza y el rey cae muerto,
solo por los muebles, caros y grandes;

claro está, el hombre va siempre primero,
pues cuanto más viejo, más ignorante;
y Mamá Natura llora en silencio.

No hay comentarios:

Publicar un comentario