viernes, 14 de septiembre de 2012

Sin dejar de creer, libres en 1863.


No quiso nacer esclavo,
antes era respetado.
Por sus deudas fue vendido
a un negrero despiadado.

De África fue trasladado
a un lugar lleno de blancos,
donde por sólo un descuido
son capaces de matarlo.

Sus amos acomodados,
jamás podrán liberarlo,
creen que para eso ha nacido,
no dejan de maltratarlo.

Su blues canta esperanzado,
pues él también es humano,
algún día tal vez sus hijos
y sus amos sean hermanos.

Lee aquí la explicación de este poema.

No hay comentarios:

Publicar un comentario